cambio de rasante

Qué es un cambio de rasante y cómo conducir sobre él

Al conducir, mantener una buena visibilidad en todo momento es uno de los aspectos más importantes por nuestra propia seguridad. Sin embargo, hay ocasiones en las que no es del todo posible por causas totalmente ajenas a nosotros, como por ejemplo, el tipo de vía por la que estamos circulando o algún tipo de impedimento que nos impida ver correctamente. Uno de estos “obstáculos” para la visión al volante más común es el cambio de rasante.

¿Qué es un cambio de rasante?

El Reglamento de Circulación define al cambio de rasante como aquél lugar en que se encuentran dos tramos de una vía de distinta inclinación. Es decir, se llama cambio de rasante a las pendientes que podemos encontrarnos por la carretera, que pueden ser más o menos pronunciadas. Aunque no siempre son considerados de visibilidad reducida y, en caso de serlo, unos son más peligrosos que otros. Entonces, hagamos una prueba a ver si sabrías qué responder en una pregunta de examen teórico de conducir.

Un cambio de rasante es:

  1. A) Un tramo de vía dónde hay un cambio de dirección.
  2. B) Un tramo de vía dónde no se ve la largura total de la calzada.
  3. C) Un lugar en el que se cruzan dos tramos de vía con distinta inclinación.

La respuesta acertada, en este caso, sería la opción B.

Ver: Faltas que te harán suspender el examen de conducir

¿Cuándo tiene visibilidad un cambio de rasante y cuándo no?

Imagina un cambio de rasante de forma convexa, como si se tratase de una cima de una montaña. En este caso, el cambio de rasante sería de los denominados sin visibilidad, ya que, la propia pendiente impide ver al conductor si va a encontrarse o no con otro vehículo delante suyo. Por el contrario, los cambios de rasante con visibilidad serían aquellos con forma cóncava, como un valle. Con ambas direcciones en sentido de bajada, los dos vehículos serían capaces de visualizar la carretera y al resto de conductores.

Sin embargo, debemos mantener precauciones, ya que, los casos reales no suelen ser tan claro como estos y pueden causarnos algún susto indeseado.

¿Está permitido adelantar en un cambio de rasante?

Por norma general, al tratarse de una situación peculiar de la vía, los adelantamientos en mitad de un cambio de rasante estarían totalmente prohibidos, ya que, no se garantizaría del todo la visibilidad en relación a lo que viene frente a nosotros en dirección opuesta en caso de que se trate de una vía de doble sentido. En caso de que los dos o más sentidos de la vía vayan en el mismo sentido, sí se podría hacer un adelantamiento. Eso sí, únicamente, siempre y cuando la visibilidad sea buena.

Por otra parte, en un cambio de rasante tampoco se puede estacionar un vehículo, ni parar momentáneamente, ni realizar ninguna maniobra que pueda poner en peligro la seguridad vial.

Atención: los cambios de rasante son sitios especialmente peligrosos para los ciclistas.

 

Ver: ¿Qué es un carril VAO y quien puede circular por él?

¿Cómo conducir correctamente en un cambio de rasante?

La forma más prudente y adecuada de actuar frente a un cambio de rasante sería reduciendo la velocidad antes de entrar en él, al igual que hacemos antes de adentrarnos en una curva con visibilidad reducida. Por otra parte, sería conveniente hacer todo lo posible porque el resto de vehículos nos vean, como llevar encendidas las luces, en caso de que sea de día, las de contacto o cruce. Por supuesto, deberás seguir (como siempre) todas las señales de la carretera, como las del límite de velocidad.

Ver: ¿Cuál es la tasa máxima de alcohol que permite la DGT?

¿Quieres tener acceso a todos los vídeos?

Para tener acceso a TODO el contenido de PracticaVial.com Regístrate Premium y aprovéchate de todas las ventajas que te ofrecemos.
Regístrate Aquí
Para saber cómo ahorrar prácticas y aprobar a la primera haz click AQUÍ:

Deja un comentario

avatar
   
Notificar de