chica cambiando una rueda del coche

No hace falta ser un superhéroe para cambiar bien una rueda

Piensa por un momento que vas tranquilamente en tu coche y, de repente…¡pum! Una rueda pinchada. Es algo que le puede pasar a cualquiera con mayor frecuencia de la que nos imaginamos. De hecho, es por eso de que “no nos ponemos en la situación” de que nos vaya a pasar, hasta que un día ocurre. Así que, si no quieres que esto te pille pensando que el gato que necesitas es de los que hace “miau”, sigue leyendo.

chica cambiando una rueda del coche

Lo primero a tener en cuenta es pararte a cambiar tu rueda en un lugar seguro y en el que no entorpezcas el tráfico. Recuerda también ponerte el chaleco y colocar los triángulos homologados.

Debes llevar contigo todo lo que vas a necesitar: gato, rueda de repuesto, manual, tornillos de seguridad y llave. Comienza quitando las tuercas y colocando el gato correctamente. Si antes de esto, te has encontrado con el impedimento del tapacubos, simplemente has de quitarlo y lo mismo con los tornillos antirrobo (en caso de que tuviera).

Poco a poco y una vez hecho esto, irás levantando cada vez más el vehículo. Cuando la rueda que quieres cambiar ya no toque el suelo, es el momento de quitarla. Primero quita los tornillos y luego la rueda.

Lo siguiente que tienes que hacer es poner la rueda de repuesto. Suele ser muy fácil de poner y no te hará falta ninguna herramienta especial para colocarla correctamente. Eso sí, lo ideal es que según acabes de hacer esto emprendas tu marcha hacia un taller. Sobre todo, si tu coche tiene una rueda de repuesto provisional que te permitirá sólo sacarte del paso.

Una vez hecho esto, ¡ya puedes continuar la marcha!

¿Quieres tener acceso a todos los vídeos?

Para tener acceso a TODO el contenido de PracticaVial.com Regístrate Premium y aprovéchate de todas las ventajas que te ofrecemos.
Regístrate Aquí
Para saber cómo ahorrar prácticas y aprobar a la primera haz click AQUÍ:

Deja un comentario

Top