¿En qué fallan más los alumnos en el examen práctico de conducir?

Conductora mirando por el espejo retrovisor

¿Sabías que en torno al 53% de los alumnos suspenden el examen práctico de conducir al primer intento? Además de los famosos nervios, hay algunos fallos comunes que son a menudo la causa de ese suspenso y que, muchas veces, están también relacionados con no contar con la tranquilidad suficiente en el momento de coger el volante.

Vamos a hacer un repaso de estos errores comunes con la intención de que sirvan a otros alumnos a no cometerlos y a prestar más atención en los momentos críticos del examen.

  • El primer fallo posible durante el examen práctico de conducir tiene que ver con el uso del cinturón de seguridad, el ajuste del asiento y la colocación adecuada de los espejos retrovisores. Aunque parezca extraño, algunos alumnos con los nervios olvidan estos preámbulos y comienzan a conducir sin haberse cerciorado de que todo está correcto y el cinturón colocado.
  • Una vez comenzada la marcha, uno de los errores comunes de los alumnos es olvidarse de comprobar debidamente los espejos retrovisores antes de hacer una maniobra, así como girar la cabeza para comprobar los ángulos muertos del vehículo. Aunque pienses que tienes visibilidad, siempre es importante hacer todas las comprobaciones necesarias que, además, deben ser visibles y evidentes para el examinador.
  • Los carriles de aceleración y deceleración para incorporarse o salir de una vía rápida son otro de los quebraderos de cabeza frecuentes entre los alumnos de autoescuela. Con el estrés ante la incorporación, muchos conductores frenan bruscamente antes de llegar al carril de deceleración, obstaculizando a otros vehículos que circulan detrás y, a veces, poniendo en peligro a otros conductores.
  • Por muchas veces que repitan en las autoescuelas la importancia de parar adecuadamente ante un stop y de respetar todos los ceda el paso, parece ser que, fruto de los nervios, los alumnos acaban equivocándose ante estas señales básicas. Aunque pienses que hay una visibilidad perfecta en la vía y que no se aproxima ningún vehículo, cerciórate siempre de estar respetando estas dos señales.
  • Algo más preocupante es la tendencia de los alumnos a no fijarse en los peatones que hay esperando en los pasos de cebra. Concentrados en la carretera, las señales y todos los mandos del vehículo, los conductores a veces olvidan que deben respetar los pasos de peatones y velar siempre por su seguridad.
  • Las glorietas, por su parte, protagonizan gran parte de los disgustos de los alumnos suspensos. Los fallos aquí son de diversa índole: no reducir la marcha a tiempo al llegar, no ceder el paso a los vehículos circulando o no señalizar las maniobras de salida.
  • Otro fallo que acostumbran a tener los examinados tiene que ver con el uso correcto de las luces del vehículo, no adaptando éstas a las condiciones de circulación del día del examen.
  • Como colofón siempre llega el momento de estacionar, cuando muchos alumnos que han superado con éxito el resto del examen de repente se encuentran con que tendrán que volver a examinarse. Algunos de los fallos recurrentes estacionando tienen que ver con aparcar en zonas prohibidas (vados, zonas de carga y descarga, etc.), y también con la inexperiencia maniobrando, que acaba en golpes a otros vehículos estacionados o subiendo al bordillo.

¿Has suspendido por alguno de estos motivos? Entra en www.practicavial.com y ten acceso a clases virtuales con un profesor disponible las 24 horas los 365 días del año.

Somos tu guía para aprobar el examen de conducir.

¿Quieres tener acceso a todos los vídeos?

Para tener acceso a TODO el contenido de PracticaVial.com Regístrate Premium y aprovéchate de todas las ventajas que te ofrecemos.
REGÍSTRATE AQUÍ
Para saber cómo ahorrar prácticas y aprobar a la primera haz click AQUÍ:

Deja un comentario

Top